3 sept. 2011

Poemas de "un cuerpo para tanta sombra". *

2
El amanecer
implosiona en la respiración,
una gotas más de tus pupilas
y la noche se rebalsará ahogando
lo que hará de nosotros
la luz
o la palabra inaugural
del día.


7
La voz del otoño gruñe una despedida
en los cuerpos muertos de las hojas
yo busco palabras para nombrar
ese fantasma amarillo
que se aprovecha de los límites
estacionarios para ocultarse
o memorias al raspar
mis ojos sobre las cosas.


11

Invisible ademán
de la miseria gesto
del río agonizante,
me muevo atado
al sonido de las pieles:
hoy tendré párpados sicarios
que estrangularán la imagen de mi
penetrándote y redundarán en promesas
incumplidas, en zonas
de aridez.

 Pablo Soto, "un cuerpo para tanta sombra" (Inédito).
Publicar un comentario