20 jul. 2015

Sobre el materialismo en poesía

2

En la medida en que un poema es un sistema de producción de sentido, es, así mismo, la síntesis del sistema de producción en el que fue creado.
Por lo tanto, el poema es un producto individual socialmente condicionado en, el menos dos sentidos: condicionado por las circunstancias de su producción y condicionado por las circunstancia de su puesta en circulación, ambas instancias de carácter social e histórico. El poeta elige con qué medios trabaja, cómo los manipula, a qué materia se aboca y bajo que condiciones produce un sentido. Sin embargo, la subjetidad del poeta y las decisiones que toma están necesariamente condicionados por los procesos históricos en los que se haya inmerso y por el contexto literario (otros poemas anteriores y contemporáneos) en el que se inscribe. Esta relación es dinámica y compleja, irreductible a una fórmula, y es perceptible en la medida en que la lectura de un poema constituya una fase más del sistema de producción poética. Es decir que, el poeta debe ser a la vez lector de su propio poema para poder dar cuenta de modo conciente del proceso de producción de la obra para sentar las bases poéticas (su estatuto poético) de su puesta en circulación, es decir de su socialización.
Publicar un comentario