15 jul. 2016

##3

con el tiempo comprendí
lo que odiabas cuando odiabas
las manchas de silencio
que tus gritos dejaban
en la piel
de la siesta

con el tiempo supe este fino simulacro
de tumba que te ahoga
y que sin embargo como un
castigo mítico te obliga  
a respirar a vociferar  palabras
desarticuladas madejas de ruido
el ímpetu de muerte que tenías
por modo de nacer

eso odiabas
la cantidad de silencio
en tu lenguaje de ruidos

Publicar un comentario en la entrada