15 jul. 2016

##3

con el tiempo comprendí
lo que odiabas cuando odiabas
las manchas de silencio
que tus gritos dejaban
en la piel
de la siesta

con el tiempo supe este fino simulacro
de tumba que te ahoga
y que sin embargo como un
castigo mítico te obliga  
a respirar a vociferar  palabras
desarticuladas madejas de ruido
el ímpetu de muerte que tenías
por modo de nacer

eso odiabas
la cantidad de silencio
en tu lenguaje de ruidos

##4

espinas te nacen
en la árida lengua
que te habla muda
sobre tu paladar
aullido del viento
te nacen espinas

de esa ignorada
balbuceas la sangre
el cuerpo balbuceas
de la que clama
en vos sin ser nadie

la espina es
la lengua que cruje
en tu garganta
la voz confusa
estallando
sobre espejos sordos


2 jul. 2016

##2

la corrosión  de los tejidos
y la sangre te vuelven sombra
huérfana sombra en la noche
sin saber qué madre
te alimentó en su vientre
qué madre
tejió con sus líquidos
esta pregunta que ahora
te mastica desde el tuétano
a punto tal que huérfana
como te nacieron sombra
lloras un clamor
desconocido un ruego
dirigido al vacío
sombra ya sin luz que te dibuje
un contorno parecido a alguien
madre eco ya sin voz que pronuncie
tu nombre y resuene el oleaje
visceral del vientre que habitaste
un llamado hondo como la garganta
ahogada seca oscura de la noche
tu nombre en la boca del vacío
una vez siquiera para detener
el silencio la corrosión
de todo vínculo