19 ago. 2015

Poemas de Daniela Della Bruna*


Principio de reflexión

Cuando se presenta vencedor
el espejo antes vencido,
allí está
mosaico tembloroso,
el propio rostro.

__________________________ 

Principio de refracción

Todo empieza con un tajo
en el vidrio lastimero,
el rostro se vuelve escarcha,
y se desdobla siniestro.

Entonces,
según el ángulo,
uno ve el ojo,
el labio,
el brazo salir del cuello.

En unos cuantos pedazos

se triza tranquilo el cuerpo.

___________________________

Mutación

Podría justo hoy
volverme pájaro,
saltar la astucia
del resto de la noche,
atravesar esa mitad del mundo
que separa.

Podría justo hoy
volverme planta
hundir en la tierra
el gemido de la entraña,
esperar bañada de la luna,
mojada con el alba.

O ser loba,
de nuevo,
justo hoy,
romper la noche
con el aullido
en la garganta
beberme ciega
toda la pampa desolada.

_______________________________

Lejana

Yo y el espacio algo escurridizo de noviembre,
el espacio algo escurridizo de mi cuerpo,
mi mente...

Lejos, la tarde enmarañada de la lluvia,
la tierna pena del primer amor,
las risas en el patio lleno.

Lejos la llanura de tus besos,
el Olimpo de absurdas esperanzas,
lejos.

Y ahora,
como en una inconcebible fila arrebatada,
una tras otra,
las penas de mis días,
los mal pronunciados juramentos.

El silencio atroz que siempre se hizo carne,
las tardes de innumerable tedio,
y las otras,
vorágines del caudaloso río.
Mis horas pasadas,
las bravías,
la juventud llovizna,
y la tensa cobardía.
















*Daniela Della Bruna es una poeta que vive en Esquel. Los poemas que presentamos aquí pertenecen a su poemario Caleidoscopio (2014) editado por Remitente Patagonia, con ilustración de tapas e interiores de Fernando Chandía. Fueron extraídos del blog Noctámbula   que la misma autora administra.






Publicar un comentario